NUEVAS NOTICIAS  
 
 
 
 
 

 
 
El Juglar Perdido

 

La previsible, monótona, condicionada, dormida e inerte manera de pensar del hombre, su deseo compulsivo de obtener y su poca afinidad con el verdadero cambio permite la visión, a ciencia cierta, de un desenlace mundial plagado de  acontecimientos históricos, que continuarán repitiéndose,  producto de dilatar el aprendizaje cuya lección principal es el perdón de las ilusiones.

Ya en el año 2004, El Juglar Perdido resume en ocho puntos principales los temas que exigen nuestra inmediata atención:

Los desastres mal llamados “naturales” como consecuencia de usar el planeta desde una permisiva contaminación mental.

El Racismo o ilusión de diferencias.

La Pobreza o forma de búsqueda externa.

La Religión o colonización de enemigos virtuales cuya amistad o inherente igualdad parece amenazar la existencia temporal de todo aquel que se impone.

La Salud inexistente en toda guerra o decisión equivocada.

La Violencia o interrupción de la comunicación.

El Amor como Principio.

La Paz como Única Meta.

 
 
Hoy te pido, pidas lo que ya tenemos...
 
 
 
 
 
 

Todos los métodos que han sido diseñados por el hombre para defenderse u obtener, fracasan en la búsqueda de lo que es realmente importante o de verdadero beneficio. De hecho, tales métodos sólo obstaculizan alcanzar la Única Meta. 

 
 
El aspecto destructivo que aparece cuando las cosas no son como queremos, es el mismo aspecto destructivo e inquisitivo que aparece y sabotea cuando alcanzamos lo que supuestamente queremos.