La ignorancia sigue siendo la verdadera y única arma de destrucción masiva...

El Juglar Perdido

EL VETO DE LA IGNORANCIA
 
 

TeleSur_Humor / Poder de veto / Por RJ Matson...nosotros los ignorantes damos ilusa conformidad a lo que ocurre y no estamos dispuestos a aceptar el papel que desempeñamos en lo que ocurre, pues lo único que deseamos es que nuestros ídolos, es decir, nuestro estilo de vida, se mantenga por encima de la realidad que nos “acecha” e “insiste” que sea aceptada. Nuestra función como sagrados ignorantes es invertir nuestro tiempo en desconocer que existe un Mundo más allá de nuestro mundo y consideramos como enemigos o terroristas a toda persona diferente a nosotros que ose despertarnos de nuestro sueño americano y nos muestre que formamos parte integral del mundo que vemos. Producto de nuestra inerte costumbre de no darnos por enterado de nada, y mostrarnos siempre víctimas del mundo que vemos, solicitamos pasivamente la destrucción de todo lo que nos invite a recordar que somos iguales ante los ojos de Dios y disponemos que el mismo Dios se rinda ante nuestra arrogante grandiosidad pues sólo de esta manera perdonaremos al planeta y a todos sus hijos por no haberse sometido a la bondad y generosidad de todos nuestros vacíos existenciales, impulsos físicos y necesidades imaginarias. Nosotros, la sociedad de anónimos ignorantes reactivos preferimos que nuestro líder sea el responsable de mantener nuestro status mental intacto.  Entregándole la responsabilidad de nuestras vidas, y por qué no, a nuestros descendientes, quienes  comienzan a dar sus primeros y endebles pasos en este  mundo de fantasía, con la esperanza, la cual nunca debe ser puesta en tela de juicio, de convertirse en líderes de consumada y estable voracidad y cinismo que aparenten hacer lo que les da la gana y se crean con toda sinceridad que son los dueños del mundo. Queremos destacar que alcanzar esto no es sencillo, pues nuestra perfección, la cual ofrecemos como modelo a seguir, manifiesta que todos y cada uno de los ignorantes desea y tiene que alcanzar la meta, por su puesto, ignorando a sus hermanos ignorantes. El clímax consiste en ignorarlos después de alcanzarla.  La supervivencia del método, una vez más, depende de ignorar los hechos avanzando sin escuchar, distorsionando la realidad hasta convertirla en algo irreal para nosotros y sustituir al ídolo de turno con otro una vez que este se agotó. Nuestra propuesta es firme y definitiva, encerrarnos en un proyecto de desarrollo de ignorancia endógena. ¡Favor no molestar, el mundo es mi comedor, tu mundo es mi baño!. De no aceptar tu función feliz, mi percepción destructiva te pondrá en tu sitio o te expulsará de este hermoso planeta, para ello dedico todo mi tiempo en utilizar mi mentecita dormida en la fabricación de cosas como esta: BOMBAS DE RACIMO..